Aprendiendo a lo “Matrix Style”

Sabéis que me encanta el IRMf, ya son unos cuantos artículos hablando sobre él, pero es que cada día me da una sorpresa nueva, así que creo que seguirá ocupando esa gran etiqueta verde a la derecha del blog por un tiempo (ah, ¿que no te habías dado cuenta de que hay una nube de etiquetas para navegar más cómodamente?, ¡cachis!). Y es que esta vez la potencialidad de esta técnica roza la ciencia ficción. No directamente por su uso, sino por la información que brinda.

En un estudio entre la Universidad de Boston y los laboratorios ATR de Neurociencia Computacional de Kyoto, se ha estado jugando con los patrones observados en la corteza visual temprana del cerebro durante el aprendizaje. Utilizando la técnica con la que tanto doy la brasa, se procedió a codificarla y a repetir su patrón en el cerebro, en ausencia de verdaderos estímulos de aprendizaje.

No te pierdas, el AVC está aquí

Y parece ser que han sacado algo en claro ¡funciona!, o eso dicen ellos. Según su estudio, la percepción visual, la cual está relacionada con el aprendizaje visual perceptivo, provoca una serie de patrones neuronales debido a la enorme plasticidad del cortex visual. Y del mismo modo, provocar dichos estímulos, sin la propia tarea de aprendizaje, realiza un efecto muy similar o idéntico en el cortex.

En conclusión, este estudio podría ser el pionero de unas técnicas que nos permitirían ser capaces de aprender, ayudarnos en la recuperación motora o realizar tratamientos psico-patológicos con solo ponernos un casquito y dos enchufes. Bueno, todavía es mucho aventurar y el estudio, aunque publicado, todavía no es definitivo.

Pero a nadie hace daño pensar en poder encasquetarse un libro a lo Neo de vez en cuando, ¿verdad?.

+INFO

C11121501

4 comentarios en “Aprendiendo a lo “Matrix Style”

Deja tu comentario!