Crónica en Frío: #MurciaDivulga

“Éste es mi blog, y digo en él lo que me da la gana” comentaba Sergio Palacios el sábado pasado en las jornadas Murcianas de Divulgación. ¡Y que razón tiene! Así que siguiendo su ejemplo, y una semana después, me dispongo a hacer lo conveniente. ¿Y por qué una semana después? Muy sencillo, y no sólo ha sido por las responsabilidades pertinentes. Después de una semana puedes pararte, mirar hacia atrás y observar qué ha quedado de toda la marabunta, cual es el olor de la situación y las impresiones que permanecen cuando la vorágine se marcha. Por que a veces, en frío las cosas se ven mucho mejor.

“Los blogs como medio emergente de divulgación de la ciencia” organizado por Daniel Torregrosa y José Manuel López junto con los miembros de Prinum, la UMU y la Academia de las Ciencia de Murcia han dejado un buen sabor de boca. Muy bueno. Pero también han abierto una puerta que nadie había tocado en mucho tiempo, y además ha creado revuelo con ello. Yo, como alumno de la UMU pero también aprendiz de divulgador, me encontré en una posición muy interesante pudiendo observar los puntos de vista tan dispares y coloridos que allí se presentaron, durante todas las jornadas, no sólo en la sala de las ponencias.

Llevo dándole muchas vueltas a este escrito, borrando y reescribiendo constantemente sus palabras. Y como al final voy a escribir lo que me de la gana, dejaré claro lo que las jornadas me han inspirado, por lo que me lanzo con el casco puesto y cuesta abajo gritando.

Universitas Estudiorum Murciana

El viernes los nervios estaban a flor de piel. Yo, maldito con un examen de sobremesa no podía acercarme a las jornadas hasta casi su finalización. Estuve gruñendo toda la mañana, pero más aún cuando a los 15 minutos de empezar mi examen el teléfono empezó a vibrarme y sonar una y otra vez con una ingente cantidad de tuits. Estoy seguro de que el profesor pensó más de una vez que me estaba copiando de mala manera. Una vez acabado, a toda prisa, salí cortando para la facultad de derecho, al salón de grados. En la mismísima puerta al primero que me encuentro es al jefe más molón que uno pueda echarse, Enrique Royuela, director del JoF, con el que comienza una feliz encuentro, que no hizo más que propiciar una simpática tarde. Pero no era tan fácil despedirse de la UMU.

Cuando cambias de escenario, tu cerebro tiene tendencia a cerrar una escena y comenzar otra muy distinta, de manera que a veces parece que las situaciones no están relacionadas o que ha pasado mucho tiempo desde una cosa a la otra, ¿sabéis de que os hablo?. Esa sensación me pasó cuando conocí a Enrique y era lo que esperaba cuando entré en la sala de grados, creyendo romper con el periodo de exámenes y disfrutar de lo que más me gusta, la divulgación científica más fresca y en directo. Pero mira tu por donde me di de bruces con la mesa de los ponentes más “clásicos” que te puedas echar a la cara. Para ser sincero, me sorprendió esta característica. Esperaba algo más de disquisición de opiniones entre ellos.

No os diré que eso sea malo. Al fin y al cabo, es una realidad del mundo científico, y un punto de vista muy interesante y respetable. Pero se notaba un algo raro. Los ponentes de la última charla no sabían realmente de que iba el tema. Ninguno tenía un blog (que curioso título de jornadas, entonces), ni leía mucho al respecto. No solo eso, sino que al ver a un público que dominaba más la situación que ellos, parece que se pusieron algo nerviosos. Eso me hizo gracia. Ver al presidente de la Academia de las Ciencias y al vicerrector del Campus de excelencias descolocados no es una situación que se de muy a menudo, así que fue divertido. Y es que ellos se lo buscaron, y explico el por qué.

Tratar de hacer creer que una cosa es la divulgación y otra la divulgación que hacen “los blogueros” va en contra de lo que pretendían las jornadas. No existe esa diferenciación. Es como hacer distinción entre los “periodistas” que divulgan en revista o en periódico, o con los “directores” que lo hacen en documentales, como si fuesen géneros totalmente independientes. La realidad es que “Bloguer” solo es un “neotecnicismo un poco cool”. Lo cierto que es alguien que desea divulgar lo hace como quiere, y el blog es solo una herramienta gratuita y sencilla con un impresionante alcance, y es por eso que existe esta palabra. Lo que intentaron vender en esa mesa redonda es que existen dos categorías de divulgador: El Científico y el Bloguer, y además, así por lo bajini, que una de las dos tiene más criterio que la otra.

Comprendo la situación, de hecho fue más que admirable observar a Francisco Carmona interesado, evolucionando durante todas las charlas, participando y cambiando de ideas. Él mismo, durante la mesa propuso una “revisión por pares” de los blogs divulgativos para avalar su criterio, idea imposible y además irresponsable. ¿Cómo imponer un sistema que no funciona bien a algo cuya maravilla es la capacidad de difusión? Sin embargo, en vez de contestar a la defensiva, como lo hicieron otros ponentes, se pudo apreciar como masticaba la idea y daba otra vuelta de tuerca. Al día siguiente lo pudimos encontrar allí, algo magnífico, que muestra la maravilla de la inquietud humana, y cosa que además no pudimos observar en algunos otros miembros, otro detalle bastante feo.

Pasó la tarde, con una gran cantidad de participación de una sala que estaba llena, por cierto, cosa que pocas veces ocurre con este tipo de eventos. Y salimos todos a disfrutar de la noche, satisfechos de escuchar y de haber sido escuchados, pero con la polémica en la boca.

Vespertinos

Esa noche, nervioso como estaba, me deparó muchísimas sorpresas. Pero sobre todo, me brindó la oportunidad de conocer a un atajo de personas increíbles en todos los sentidos. Simplemente fue impresionante. Mis expectativas eran muy altas, puesto que muchas de las personas con las que de repente estaba caminando eran auténticas referencias para mí, y para toda España y parte del Extranjero; y no exagero en nada. ¡Y de pronto estaban hablando conmigo!, compartiendo, mostrándose como eran realmente, gente simpática, agradable, sencilla y natural. Con la que se puede compartir conversaciones de todo, y digo todo, tipo, con el tono que se quiera sin caer en farragosidades, pedanterías o tecnicismos. ¡Era el espíritu de la divulgación en estado puro y a dos patas! Personas que se interesan por la ciencia por que les rodea en la vida, y no sólo por que sean científicos.

Hablamos de gentes de “ciencias”, “letras”, “artes”, ¡No importa su formación o profesión!, gente de todas las edades y con diversísimos intereses. Observar a la gente conversar de divulgación o de cualquier otro tema, conocer a jóvenes como yo interesados en este mundillo y verse arropado por gente experimentada que te trata con una naturalidad indescriptible. Comprender que son personas divertidas amables y agradables en todos los aspectos, y compartir una buena mesa y un buen vino con ellos es una experiencia, a todas luces, sublime y maravillosa.

¿Queréis saber un detalle curioso? Me sorprendió que muchos repetían un comportamiento: el hecho de ser vespertinos, nocturnos, y dormir apenas 4 horas.

Es noche volví a casa alrededor de las 3:30 de la mañana con una ligera sensación de estar flotando y una sonrisa tonta como hacía meses que no tenía. Vale, puede que el vino tuviese algo que ver, pero os aseguro que la gente con la que compartí la noche tuvo mucho más efecto.

Cuando llegué casi a las cuatro recibimos un correo de uno de los miembros de la cena enlazando su nuevo post. Lo que yo os decía, Vespertinos.

Sábado Divulgador

A las 9 de la mañana mi sexto sentido me saltó avisándome de que me había quedado dormido. Traicionero teléfono, se había quedado más frito que yo después de una intensa tarde. De pronto me vi corriendo mientras me abrocha los pantalones, cogía la chaqueta, conducía, me tomaba el café y llama por teléfono al mismo tiempo. No quería perderme el comienzo con Aurora Ferrer por nada en el mundo. Y cuando llego, esperándome lo peor, me encontré con otra sorpresa. No llegaba tarde. Ni lo más mínimo. La charla había sido retrasada, como se avisó, me enteré después, en la página del “streaming” y de Prinum. Por suerte esta vez el apartado llevado por Rebeca Escribano, Delfina Marín y Pablo Muñiz fue de lo mas interesante, poniéndonos al día sobre un montón de iniciativas que están llevando a cabo desde el Campus “Mare Nostrum”, en conjunto con la Onda Regional o la divulgación promovida por el propio Prinum, de calidad y muy práctica. Sí señor, me hicieron sentirme un poquito más orgulloso de pertenecer a la Universidad de Murcia y ser Murciano de pura cepa.

Las charlas posteriores comenzando con una magnífica Aurora Ferrer, seguida por un empático Javier Peláez mostraron la capacidad de interacción que tiene el mundo divulgativo que rodea a los blogs. Mucha razón tiene Aurora en que la sociedad debe dejar de vernos como a unos “Sheldon Coopers”, por que la ciencia no es eso. No solo lo transmitieron ellos, sino que quedó patente por la interacción de tuiteros mientras veían en directo las charlas. Un cosa que apuntó y que resulta muy recalcable de la charla de Peláez es que la ciencia hay que llevarla a los bares. Como decía Unamuno, la Universidad del Pueblo ha sido siempre la plaza y el café. Y siguiendo esa idea, qué mejor que presentar a la ciencia con una caña, llana y simple, como debe ser.

Tras esto ocurrió algo que no esperábamos ninguno y por lo que hubieron varias quejas. De forma súbita, el día anterior se le otorgó un espacio a Alberto Aguirre, director de “La Verdad” de Murcia, pero misteriosamente, cuando llegó el momento, Aguirre se había transformado en una mujer llamada Paz Gómez, la cuál subió al estrado con un evidente mal humor y aportando una charla sobre periodismo puro y duro. Preguntando más tarde nadie supo responderme a una sencillísima pregunta: ¿Dónde está Aguirre?. Bueno, cualquiera puede tener imprevistos, y más alguien con su vida profesional.

Pero eché de menos la cortesía con el público, quienes son los verdadero protagonistas en estos eventos. No se puede cambiar un programa y de repente no aparecer, dejando a todo el mundo colgado. Si al menos alguna voz hubiera dicho: “Por cuestiones personales el Sr. Aguirre no podrá presentarse” o un “Disculpad las molestias pero el ponente ha tenido problemas inexorables…” o lo que fuese me hubiese dado por satisfecho. Y diré que me pareció de muy mala educación. Por supuesto mi indignación temporal se me pasó escuchando embelesado las siguientes charlas.

No quiero desgranarlas, no es éste post el lugar para ello pero diré que nunca he visto a nadie siendo tan elegantemente gracioso y emotivo como a Jose, ni hablar de taxonomía vírica haciendo que te rías hasta que te duela como hizo Quique, o convencerte sí o sí en la posibilidad de la vida extraterrestre como consiguió Cesar. Sergio me hizo morirme de envidia por no haber podido cursar su asignatura, y muchos docentes deberían aprender de él valiosísimas lecciones. Y J. M. Mulet, directo y jocoso, nos brindó su especialidad, el debate transgénico.

 Y así llegamos al final, sin darme cuenta y esperando la mesa redonda de cierre, se pasó la mañana en un parpadeo. No hubo tiempo debido a los imprevistos, terminar con el esperado momento que permitiera una mayor participación del público. Me molestó que las intervenciones inesperadas y los cambios, ajenos totalmente a la organización de Jose y Dani, hubiesen acabado por eliminar una parte importantísima de la jornada, aquella donde la divulgación científica cobra vida en palabras del público y divulgadores por igual. Donde se manifiesta el interés de la sociedad por la ciencia y se puede hablar de tu a tu con los científicos y profesionales de este mundo. Donde se promueve un mensaje claro: “¡Eh!, que estamos aquí para y por vosotros, por que también tenemos una vida detrás de la bata y la probeta, y hablamos el mismo idioma, y si yo puedo entender todo esto, tu también”

Por suerte, ese mensaje quedó patente en el sabor general de las jornadas. La gente que estuvo presente lo pudo saborear. Y los que participaron desde lejos, también lo comunicaron.

Le Finale

Pero este no fue el final. Hay un secreto en estos eventos. Toda jornada se acaba al día siguiente. Y una impresionante mesa para 33 (treinta y tres!), compartida por ponentes, público y todo aquel que quiso sentarse volvió a gritar a los cuatro vientos que aquí no hay fronteras, y que las barreras mentales se las pone la gente.

¡Uy, y la cosa siguió y siguió! Esta gente es vespertina, ya os lo he dicho, y solo comentaré que no fui el último en retirarme, pero llegué a las 5 de la mañana a casa, con las cuerdas vocales echas bicarbonato y con la misma sonrisa del día anterior. Durante esa tarde me vinieron flases de todo el día. ¿Cómo tratar de transmitir los momentos en los que nos reímos, compartimos, conversamos, discutimos, (y alguno lloró un par de lágrimas 😀 ) juntos?. Eso hay que vivirlo. Y lo mejor es que esta gente tan maravillosa, cada día trata de que te llegue un pedazo de esa experiencia a casa. Por que eso es el espíritu de la divulgación. Como dicen dos buenos amigos míos, la Pasión es lo que hace de algo único, y el criterio y la calidad lo aportas trabajándolo y aprendiéndolo. ¿Qué más da si eres un bloguer o un LabManager?, ¿Si escribes para tus amigos o para el Magazine de Divulgación del momento?

Eso es lo que no entendían los primeros ponentes, acostumbrados a un mundo de publicación draconiana y malversado tras años y años de malas costumbres y amiguismo. Se han abierto puertas aquí en Murcia, que llevaban tiempo cerradas; y ahora, hay gente de la Universidad que cambia de postura, sentado en sus sillas, cuando piensan en lo que se debatió en las jornadas. Y lo digo con conocimiento de causa. Un evento que comenzó “en una cafetería” de manos de dos Murcianos que se liaron la manta a la cabeza, han luchado y han conseguido que el mensaje esté abriendo brecha, poquito a poco, en la UMU: La ciencia moderna no es la ciencia hermética, alquímica que se practicaba allá por el siglo 17. La ciencia, ahora, necesita de gente que quiera trasmitirla y compartirla, para que llegue a todas partes.

Estos son los buenos Divulgadores; y si este es el mundo que les depara a los que se dedican a esto, yo me subo al carro, aunque tenga que esforzarme para conseguir la veracidad y la técnica del mejor de los periodistas y el empirismo y método del más quisquilloso de los científicos. Y no por que esté estudiando Biología o por que mi mundo sea la ciencia. Eso no es importante.

Y lo digo, así, en frío y tras una semana: “Yo también quiero ser un buen Divulgador Científico”.

Eso es lo único que de verdad Importa.

PD: El Miércoles siguiente, después de unos días con fiebre y en plenos exámenes, me encontré por la mañana en mitad de la cafetería de Veterinaria tomándome un café con Jose y Dani. Me hicieron un gran regalo, “Evolución” de Richard Dawkins, dedicado nada más y nada menos que por ellos dos. Ese libro vale su peso en diamantes. Y la cosa quedó con una idea:

“Esto no ha hecho más que empezar”.

A12012001

31 comentarios en “Crónica en Frío: #MurciaDivulga

  1. Santi!!!! te has salido con este post!!!! me encanta!!!!! fue un placer conocerte en Murcia y tienes razon… esto no ha hecho mas que empezar!!!!

    1. Muchas gracias Marisa! para mi fue todo un placer también, ya lo sabes, me alegro muchísimo de que te haya gustado tanto 🙂

      Que sepas que lo siguientes eventos serán excusas para poder volver a encontrarnos 😛

  2. Esto no ha hecho nada más que empezar, desde luego. Vamos a liarla gorda en Murcia con la ciencia aún más. De ciencias y orgulloso de serlo dirán muchos a partir de ahora.

  3. Gran entrada, yo por desgracia sólo las pude ver en streaming y se perdía parte del ambiente. Pero aún asi, estoy de acuerdo contigo y espero que se celebren estas jornadas u otros eventos de este tipo pronto. Que se sepa que los blogeros podemos hacer buena divulgación y hacer llegar la ciencia a la gente. Solo espero que si esto se repite, por favor, que no sea en temporada de exámenes, conozco a mucha gente que si no hubiera sido por eso hubiera ido encantada.

    1. Eso fue una pena, pero bueno, habrán más oportunidades y más cosas que hacer. Entiendo, como estudiante, lo difícil que es asistir si tienes exámenes, pero con un poco de planificación ¡ya me has visto! allí estuve 😀

    1. Muchas Gracias Francis! todo un honor y un placer el tenerte por aquí, espero que disfrutes del contenido y que podamos leer tus opiniones por estos lares!

    1. Buen detalle que se me ha escapado, pero no te preocupes, el mensaje de este post creo que se transmite bien, y lo recalcaré en la crónica para el JoF. ¡Gracias por recordármelo! Fue un placer compartir jornadas y mesa contigo Fernando 😉

  4. Braviiiiissssssiiiiiiiiiimmmmmmooooo!!!!!Como diria Rafaella Carraka….muy bueno, descriptivo y emotivo…:) Tengo aqui tu contrato de porvida!!! jajaja
    Quique

    1. Señores, levántense que ha llegado el Jefe! 😀

      Muchas gracias Quique, luego te firmo el contrato con sangre, pa que no haya dudas! 😛

  5. Impresionante, enhorabuena con la descripción más que acertada de lo que fue #MurciaDivulga.

    Por cierto, soy el que “brilla” en la penúltima foto, pura incandescencia 😉

    1. Muchas gracias Fernando! Desde luego que se te aprecia en la foto, eh? jeje, te vi pero no me paré a conocerte, una desfachatez por mi parte que no volverá a pasar, 🙂 Se bienvenido en el blog, espero que compartas tus opiniones y todo lo que te apetezca decir por aquí!

  6. Muy emotivo tu post Santi ! La verdad es que sí, para los que estamos empezando en el mundo de la divulgación y, en mi caso, del periodismo, fue un lujo y un placer conocer a muchas de esas personas de las que has mencionado globalmente. Como bien comentas, fueron muchos y muchas l@s que nos quedamos con preguntas en el tintero. Las guardo en mi libreta para el próximo evento. Un abrazo. 😉

    1. Oh, que gusto verte también por aquí Mario! 😀 Tras mi maquiavélico plan para que se perdiera por Murcia todavía le caigo bien a este señor, y eso es bueno por que va a ser un gran periodista, de esos que mueven la opinión pública!

      Jejeje, hey, muchas gracias por pasarte por aquí, es todo un detallazo, y no te pierdas mucho que dentro de poco tendrás noticias 😉

  7. Santi me encanta el post!!!!! una descripción acertadísima de lo que pasó allí y de cómo se vivió todo.
    Yo también estoy segura que esto no ha hecho más que empezar. Sólo hay que ver la ilusión que se le puso y la felicidad que pudimos compartir esos dos días, así que sin duda, nos veremos en las siguientes! 😉

    1. Sin duda, sin duda! Me alegró mucho conocerte, aunque fuese en un “flash”, pero esto sirve como preámbulo para las que vendrán. Muchas Gracias 😉

  8. Un post muy emotivo y bien escrito! Enhorawena! Yo me lancé a abrir uno para conseguir conocer a más gente como yo, ya va a cumplir un año, y las experiencias sólo son positivas.

    1. Muchísimas gracias Julián! la verdad es que nunca hubiera imaginado la grata experiencia que todo esto me está aportando, así que me encuentro la mar de feliz estos días; es muy motivador! Sé bienvenido y siéntete como en casa 🙂

  9. ¡Santiago! Mira que cuando me dijiste que me gustaría el post te creí, pero ahora te puedo decir que te quedaste muy muy muy corto.

    Me ha encantado… y me encantaría poder vivir algún día una experiencia la mitad de bonita que esta que has vivido, junto a grandes divulgadores y, sobre todo, grandes personas.

    ¡Un fuerte abrazo desde las canarias!
    Y a ver si nos conocemos pronto… 😉

  10. Me parece que vas de listo y que tienes de cientifico lo que yo de cura. A ver si aprendemos a escibir articulos y no esta m***** que publicas. Como la p*** m***** de web que tienes llamada Divulgame, mas vale que te dediques a chapero. Porque de bloguero lo tienes crudo, so mamona.

    1. Estimado ¿Sonsau? me alegro de que hayas leido este post, pero como bien dicen por ahí, “Don’t feed the troll”; por otro lado, me alegro de por fin contar con un habitante debajo de mi puente, es bastante agradable ver que a alguien le importa lo suficiente lo que escribo para pensar en estupideces y zarandajas a mi costa. Por cierto, Divúlgame no es mi página ni mi proyecto, aunque estoy más que orgulloso de poder trabajar en él y con su creador, el cuál es una excelentísima persona y un emprendedor nato. Sin más, me despido (perdona que te censure las palabrotas, pero no quiero ese tipo de lenguaje en mi blog) por lo demás, ¡disfruta del blog! 😉

    2. Hola Sonsau, ¿qué tal estás?
      He leido tu constructivo comentario pero perdóname que no lo entienda ya que mi nivel científico es muy corto y no llego a comprender la profundidad de tus palabras. Me he decidido a contestarte porque a pesar de que mi nivel de bloguero es mucho peor que el de Santiago, por lo que creo que no valdría ni para chapero, me gustaría que me aclarases por qué utilizas esos asteriscos que tanto me intrigan..eso sí, con cariño y desde la ignorancia.
      Un abraz* (¿se hace así no?)
      PD: como verás no me escondo ni en nombre ni en página web…soy así de estúpi**

  11. Es una pena que no podáis seguir leyendo los siguientes comentarios de este señor de arriba, pero es que llega un momento en el que tampoco dice nada más importante, así que simplemente dejaré por escrito que me constan.

    ¡Un saludo!

Deja tu comentario!