¿Es correcta la modificación genética para erradicar el Dengue?

Desde Juazeiro, en el estado de Bahía, Brasil, llega una nueva aplicación de la Biotecnología que ayudará a la erradicación de una enfermedad tan temida como persistente y peligrosa: El Dengue. Pero, ¿qué consecuencias puede tener este modelo de actuación?, ¿Justifica el fin los medios utilizados?

Fuente: G. Amador, EFE, desde El País

La Iniciativa trata de soltar machos modificados genéticamente para tener crías no viables mediante biotecnología. Este es uno de los primeros casos en el que las autoridades sanitarias han asumido el reto de reducir la incidencia la enfermedad liberando insectos transgénicos. La primera biofábrica de Moscamed, la entidad que crea este de Aedes aegypti  modificado, fue inaugurada el pasado 7 de julio. No solo eso, sino que los investigadores de Moscamed han estado soltando cada semana miles de insectos con el objetivo de frenar el avance de una de las epidemias que más preocupan anualmente al Gobierno Brasileño. El primer ensayo con este mosquito se desarrolló en un barrio de Juazeiro donde el dengue golpea fuerte y, según los científicos de Moscamed, se ha conseguido reducir la población de mosquitos en un 85 %.

El dengue usa al insecto, que es muy resistente, como vector de propagación y al ser humano como reservorio. La adaptabilidad de los insectos ha hecho fracasar todos los intentos de controlarlos. Ni los insecticidas ni las mosquiteras o la desecación de zonas húmedas ha conseguido reducirlos por lo que esta medida puede resultar una forma eficaz y original de erradicar la enfermedad. La idea de crear mosquitos estériles para combatir plagas no es nueva, pero sí los resultados obtenidos. Estos mosquitos son animales capaces de aparearse normalmente, pero que, tras el apareamiento, muestran una incapacidad para producir una generación viable de animales. Anteriormente, para conseguir la esterilidad, se irradiaba a los animales. Pero con ello se los debilitaba, y las hembras los rechazaban porque prefieren machos vigorosos para procrear.

La obtención de esta modificación no es del todo explicada por la compañía británica Oxitec, la creadora original del proceso, aunque se sabe que implica la administración de Tetraciclina a los animales. Moscamed, por su parte declara: “Percibimos que los mosquitos transgénicos se comportan igual que nos que los que no han sido genéticamente modificados. Viven unos 20 días y no salen de un radio de vuelo máximo de 80 o 100 metros”,  según palabras de Danilo Carvalho, gerente del proyecto, con lo que intenta tranquilizar a las numerosas protestas por partes ecologistas.

Sin embargo, éstas no dejan de llover apuntando a la necesidad de una mayor investigación antes de la suelta. Oxitec y su precursora ya fue en su momento objetivo de duras críticas por parte de la comunidad científica por la suelta indiscriminada y en secreto de este mosquito estéril, lo que no ha hecho recular al gobierno de Brasil en el uso de la fuerza para erradicar el Dengue y otras enfermedades. Aunque ya ha sido usado con éxito en pequeñas comunidades de Malasia y las islas Caimán, todavía no ha sido posible observar los efectos a largo plazo de un acervo transgénico de este tipo, por lo que no se sabe realmente que consecuencias puede tener para la biodiversidad.

¿Es ético utilizar todo tipo de medidas para erradicar enfermedades que matan a miles de personas al año?, la respuesta puede parecer fácil, pero en un campo de batalla en constante evolución como es la biotecnología, tal vez no sea la respuesta correcta.

+INFO

A12072001

Share

4 pensamientos en “¿Es correcta la modificación genética para erradicar el Dengue?

  1. Pingback: Lo mejor de la semana (23-29 de Julio) | Hablando de Ciencia | Artículos

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Hola,

    Tu artículo es muy interesante. Plantea una cuestión candente que no sólo afecta a la erradicación de enfermedades y que abre una inquietante duda.
    La historia nos demuestra como medidas tomadas hace décadas para erradicar enfermedades, evitar desastres naturales, etc., se han vuelto con los años contra nosotros causando daños que en ningún momento se tuvieron en cuenta en el momento de su lanzamiento.
    En el pasado sólo jugábamos con la creación de nuevos compuestos químicos pero ahora estamos literalmente inventando nuevos “seres vivos”. ¿Cómo evolucionarán estos nuevos seres en 10, 20 ó 30 años? Nadie los sabe, simplemente porque nunca se ha hecho antes.
    Que gobiernos desesperados se atrevan a tomar medidas radicales parece normal, ahora bien dudo del interés que tienen los laboratorios de genética que diseñan estos animales en buscar una solución segura a largo plazo y útil para toda la humanidad cuando pueden obtener un beneficio inmediato solucionando problemas inmediatos sin plantearse las consecuencias.

Deja tu comentario!