Crónica en Frío: Desgranando Ciencia

Desgranando Ciencia

Las telarañas y el polvo se agolpan en la caja de los caramelos con sabor a ciencia. Es cierto y me vais a perdonar por ser así de descuidado. Pero creo que ya ha llegado el momento de volver a darle lustre a mi espacio personal y he decidido que qué mejor manera de hacerlo que escribiendo una nueva Crónica en Frío. La primera, por si no os acordáis, fue sobre el genial #MurciaDivulga del que pudimos disfrutar hace unos años y que ha terminado evolucionando en la actual Asociación de Divulgación Científica de Murcia (o ADC Murcia para los amigos).

Ahora me parece que lo más correcto es hablar de otro de los grandes eventos en los que he tenido el placer de participar como organizador, aunque en este caso mi mérito ha sido poco en comparación con el tremendo esfuerzo y trabajo que ha habido por parte de los increíbles miembros de Granada y compañeros de Hablando de Ciencia. Por supuesto me refiero a Desgranando Ciencia.

Índice

Preparándonos para la fiesta

Tras tres horas de viaje desde de Murcia hasta el vetusto Reino de Granada, una parada en una venta con una porción de tortilla de patatas de tamaño revienta-a-un-mulo y una amena charla con Raúl, el cámara del documental “Granada: mil años de Ciencia” del que hablaremos después, al fin nos reunimos con el equipo en el Colegio C.U.M.E. Jorge Frías, nuestro anfitrión y amigo se detuvo a hacernos una increíble visita por el colegio en el que, puedo decirlo con seguridad, hubiera sido el niño más feliz del mundo. No me extraña en absoluto que Jorge siempre esté enseñándonos millones de proyectos y mil inventos ideados por sus alumnos. Tampoco me sorprendió en absoluto la implicación de los profesores, los cuales se encargan de que el C.U.M.E. siempre esté metido en el ajo como atestiguan los testimonios.

Desgranando Ciencia

Más tarde empezaríamos la fiesta. Me calzo las botas, el portaminas y la acreditación y nos dirigimos al Parque de las Ciencias de Granada donde nos esperaban el resto del increíble equipo junto con muchos de los voluntarios. Hay que tener valor, pienso, para venir un viernes en la tarde a montar los materiales de un montón de talleres por la cara. Pero allí estaban todos, los colaboradores, los voluntarios y los organizadores por igual, nerviosos y deseando empezar. No os voy a negar que uno de los mayores placeres de estas cosas es precisamente la desvirtualización de la gente que conoces por Twitter y blogs de ciencia.

De pronto los chistes y las conversaciones se vuelven algo real, con una voz tras una sonrisa. Es como si nos conociéramos de toda la vida y esa es una de las mejores sensaciones que todos los divulgadores podemos disfrutar junto a nuestros colegas y amigos. Es increíble ver que tras esas personas a las que sigues y con quien compartes cosas casi cada día se esconden seres humanos reales, de carne y hueso, con sus ilusiones y nervios. Acabamos la noche entre cañas y tapas, al estilo “granaíno”, el final perfecto para cimentar el principio de un proyecto que sería algo grande.

1525068_445165702249569_9530175_n

7:30h de la mañana. Con apenas 4 horas de sueño nos armamos para la batalla, también al estilo “granaíno”, en casa Mariano, como no podía ser menos. Llegamos al Parque y comienza la vorágine. Los voluntarios no saben donde ponerse, los organizadores se tiran de los pelos, las camisetas no encajan bien… pero lo cierto es que todo va como la seda. Gracias a un metódico orden y a una implicación absoluta por parte del equipo no consigo ver fallos ni errores, todo está previsto. Que aburrimiento. Pero solo durante los primeros minutos por que de pronto todo el mundo se coloca en sus puestos y a mi se me eriza el vello del cuerpo. Han abierto las puertas del Parque.

La Ciencia, contada y explicada para todos los gustos

Desgranando Ciencia

A partir de aquí comienza la actividad, tras una breve presentación, con el primer ciclo de conferencias: Nuevas Tecnologías y Alimentación con nuestra querida Rosa Porcel, con J. M. Mulet, como no podía ser menos y Olga Martínez. Una sesión en la que aprender a mirar con otros ojos los alimentos sobre la mesa, entender que nos depara el futuro o descubrir, en una charla interesantísima, los mitos más curiosos en la alimentación. La mesa de debate dio bastante de sí aunque y se alargó, para satisfacción de los espectadores y horror de los organizadores, mucho más de lo esperado.

Desgranando Ciencia

El segundo ciclo, de Física e Ingeniería, trató de enfocar el mundo más técnico de la ciencia desde un aspecto mucho más mundano. Eugenio M. Fernández nos explicó como fue “la conquista lunar en cifras”, Héctor Vives presentó a los monstruosos quásares, con Arturo Quirantes aprendimos “por qué mola ser físico cuando vas al cine”, mientras que David Galadí nos enseñó como usar un astrolabio. El final con el choque de titanes que supuso la guerra de corrientes, contada por Rubén Lijó, y con esto, se dio paso a la última sesión.

Desgranando Ciencia

La Antropología, Paleontología y Evolución no podrían comenzar con otro que con el gran maestro Miguel Botella, quién nos deleitó con sus grandes conocimiento de antropología forense. Entre pollosaurios y mitos del Parque “Jurásico”, Victor Tagua y Francisco Gascó nos sorprendieron casi tanto como Antonio J. Osuna con su charla sobre “SEXO, y explosiones en 3D (Gratis)”. Finalmente la mesa de debate también se extendió bastante, como no podía esperarse otra cosa, entre los genios allí sentados.

Desgranando Ciencia

Por la tarde comenzamos con el ciclo sobre Medicina del futuro, una sesión especialmente interesantes con ponentes como Juan Mª Alfaro, Javier Burgos, y Francisco J. Ruiz Ruano, además de Esperanza Amaya, quienes nos hablaron del pez zebra como el gran modelo biológico que es, el Alzheimer y todo lo que sabemos sobre él, los entresijos de los genomas y el medio ambiente como factor de influencia en nuestra salud.

Desgranando Ciencia

Por último la sesión de Medio Ambiente y Zoología cerraba la jornada del sábado mostrándonos lo increíbles que pueden llegar a ser las hormigas de mano de Jose Manuel Vidal y la estación SEMICE quedó al descubierto con Cristina González. Al día siguiente, el Medio Ambiente tomaba carácter propio con una charla sobre botánica y fisiología vegetal ilustrada por Blas Benito. Germán Tortosa nos concienció sobre los residuos que generamos y para que pueden servir y Jorge Garzón nos habló del fondo profundo de los mares y lo que allí se esconde.

Desgranando Ciencia

La sesión sobre la educación, el pensamiento crítico y su papel en la ciencia comenzó con una genial charla de Juan Soler, seguida de una crónica sobre los 15 años de escepticismo que lleva brindando “El Escéptico”, de mano del gran Felix Ares. Sobre si el hombre pisó o no la Luna nos habló Eugenio M. Fernandez, de nuevo, y Jorge Frías, junto a Andrés Carmona, nos dieron una ácida pero divertidísima charla sobre el estado de la educación en nuestras aulas.

Desgranando Ciencia

La literatura también tuvo su hueco en Desgranando Ciencia, durante la sesión sobre Comics y Divulgación, al menos en cuanto a literatura por se refiere. Con Carlos Lobato supimos que ser un comic-fan-boy puede ser fruto de tu interés por la biología, o al menos eso debemos hacer creer a nuestras madres. Con Carlos Romá vimos los ingredientes necesarios y que además se esconden tras Batablanca. Gerardo Sanz, conocido cantante de una genial banda, ilustrador y recientemente alienado por el mundo de la divulgación científica nos presentó el proyecto que, junto a Carlos Romá, está llevando a cabo: Oobik. El debate también dio mucho juego y la sesión prácticamente se fundió con la última.

Desgranando Ciencia

Llegamos al cierre de las jornadas como debe ser, hablando de la Ciencia y la Sociedad. Javier Contreras, representando a todos los jóvenes investigadores, habló de como enfrentarnos a la situación tan precaria en la que nos encontramos. Matilde Barón hizo una elocuente reseña sobre la presencia de las científicas y las mujeres en el desarrollo de la ciencia y, por último, como colofón, la guinda perfecta del pastel. Oscar Huertas, organizador principal y maestro de ceremonias no nos dio una charla de ciencia sino que nos contó, con emoción, una historia real, una elegía personal que puso de manifiesto, sin darnos cuenta, como la Ciencia, la Educación, el Pensamiento Crítico y la Voluntad, todas con mayúsculas, mueven el mundo; día a día, paso a paso, persona a persona. Solo el delicado concierto dado por Flumen Auri podía envolver adecuadamente el cierre final y absoluto de Desgranando Ciencia. Un día y medio increíbles, dinámicos y multitemáticos sin igual.

Desgranando Ciencia

Aún hubo más: la Ciencia en talleres, documentales y espectáculos

Pero eso no fue todo, otros grandes protagonistas de Desgranando Ciencia fueron los talleres, actividades que se llevaron gran parte de la atención por lo interesantes que resultaban. Desde jugar con nitrógeno líquido hasta ver el color de los sabores, pasando por entender como funciona una central eléctrica y su caldera, hacer nuestros propios fósiles, extraer el ADN de nuestras células o mucho más, podíamos encontrar casi cualquier cosa en la zona de talleres.

Desgranando Ciencia

Especialmente reseñable es la participación del colegio C.U.M.E. quienes, como ya os he comentado, siempre están metidos en todos los fregados. Los chavales nos mostraron varios experimentos, muy llamativos, que realizar con materiales cotidianos. También digna de elogió fue la increíble actitud de nuestros invitados, colaboradores y voluntarios, siempre sonrientes, disfrutando del evento en todo momento.

Desgranando Ciencia

Poco después de la primera sesión se estrenó el documental “Granada: mil años de Ciencia“, que rodamos en una visita anterior a Granada, y cuyo autor es Rubén Lijó. El modesto equipo que participamos en él nos esmeramos muchísimo en sus detalles, así que fue todo un orgullo ver como Jose David Villanueva, de la ESA, explicaba delante de todo el mundo el secreto tras los murales de la alambra. La satisfacción de ver a Rubén, el principal figurante del documental, perderse en la blancura de la nieve, durante el cierre, fue seguida del cariño de los recuerdos de rodaje y poco más, por que todavía había mucho que hacer.

Desgranando Ciencia

Las sala de cine, la gran olvidada del evento, estuvo proyectando, incansable el resto de documentales realizados por Rubén con ayuda del equipo de Hablando de Ciencia. Pero por suerte cogió más potencia con la llegada de los increíbles espectáculos preparados para la tarde. Los monólogos de Miguel Abril Martí, de The Big Van Theory, fueron el reclamo perfecto y la sala se abarrotó en poco tiempo. Andrés Carmona nos mostró como todo el mundo tiene su toque particular de magia. Juan Soler enseño el poder que tiene la mente y Alberto J. Castro puso a nuestra disposición el cielo desde distintos puntos de la tierra.

Tras Desgranando Ciencia

Desgranando Ciencia

Pero lo importante de todo este asunto no se quedó solamente en la ejecución del evento. Lo verdaderamente valioso de todo su conjunto fue la gente tras el evento y lo que vendrá después. En primer lugar tanto los increíbles ponentes como las personas que hicieron que Desgranando Ciencia fuese posible, es decir, organización y voluntariado, convivieron esos días en un ambiente distendido y curioso. Las experiencias de unos fueron la inspiración de otros al mismo tiempo que las cenas y comidas de quienes quisieron compartirlas estuvieron llenas de anécdotas, como de costumbre. Pero sobre todo y todos, lo que había era una sensación de satisfacción por estar viviendo una experiencia que nos llama y nos seduce, algo bueno por y para la sociedad. Algo increíble por y para nosotros mismos.

Detrás de Desgranando Ciencia, además, también hay un montón de números: más de 1750 visitantes, picos de hasta 400 telespectadores vía streaming, 240 menciones por hora por Twitter con más de 2700 menciones totales durante los 3 días del evento. También contamos con 49 voluntarios, 35 invitados, 24 entidades colaboradoras, 12 organizadores y muchos, muchos amigos. Y todo ello con un solo objetivo ¡uno! Vosotros. Si estáis aquí y habéis leído esta crónica, o estuvisteis en el Parque de las Ciencias, o incluso si habéis preguntado en vuestra ciudad por Desgranando Ciencia, nosotros nos sentimos contentos.

Desgranando Ciencia

Por que con todo nuestro esfuerzo lo único que deseamos es llegar a vosotros y transmitir nuestra pasión por la Ciencia. Por que es importante formar parte del futuro y no hay futuro si no hay ciencia. Y la ciencia es parte de un todo indivisible de la sociedad. Por ello mismo y por que amamos lo que hacemos, Desgranado Ciencia fue algo grande, hermoso, divertido sin duda y muy especial. Por ahora solo puedo decir que estáis invitados cuando volvamos a reunirnos para celebrar la siguiente edición de Desgranado Ciencia. Tened por seguro que seréis bienvenidos. Mientras tanto, no os olvidéis que hay que seguir luchando por nuestra sociedad y la única manera de hacerlo es tal y como nació este evento, con ilusión y voluntad.

Nos vemos en la próxima.

La nota sentimental

Desgranando Ciencia

Desde el metódico orden de Rubén, pasando por la increíble gestión de Oscar, la financiación de Luís, los talleres de Leti, la disposición de Rosa, la administración en secretaría de Elena y Rocío, el impresionante movimiento de las redes sociales por parte de Carmen y Victor, la implicación de Sergio, los consejos de Aníbal, la presencia de Jose Luís y Germán, la hospitalidad de Jorge, las gracias de Litos, el esfuerzo de voluntarios como Carlos o Kimberley (y por supuesto, el resto), la ayuda de Fran, las fotos de Manuel, la difusión de Project Guaraná y Con-Ciencia, la risa contagiosa de Dolores y su hermana Carmen, las cámaras de Raúl, Jose y Patri, los dinosaurios de Paco, las enseñanzas de Carlos, las piñas de Victor, la Física de Hector, los dibujos de Gerardo, la implicación de Juan, los chistes de Eugenio, la ayuda de los chicos de Hablando de Ciencia, la amabilidad del Parque de las Ciencias con todo su equipo, hasta la inestimable y gratificante presencia de toda la gente de Granada (y los que vinisteis de fuera), todo, absolutamente todo, hasta con sus fallos, fue perfecto. Solo esperamos, poder repetirlo el año que viene y muchos otros más. Por vosotros, por nosotros y para todos. Gracias, de todo corazón.

8 comentarios en “Crónica en Frío: Desgranando Ciencia

  1. No te has dejado nada en el tintero compañero!! qué control! Me ha encantado.

    Te agradezco especialmente una mención. La de alguien que aunque no forma parte oficialmente de Hablando de Ciencia ni de Desgranando, se ha implicado tanto que os ha cogido cariño, tiene mono (y espera la siguiente) y ha disfrutado del evento y de vuestra compañía como uno más ;-))

    Un abrazo de su parte y un besazo de la mía :*
    Nos vemos en la siguiente Santi

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja tu comentario!