Principia

Principia: cinco razones para apoyar la divulgación científica en papel

Vivimos bajo la moda de la divulgación científica. Todos lo sabemos. La cantidad de contenidos de calidad ahora mismo es abrumadora. Pero entre los diversos proyectos, existen unos pocos que sobresalen especialmente por su calidad. Uno de ellos es, por supuesto, Principia. El proyecto, que sigue la estela del JoF, ha sabido sacar lo mejor de los divulgadores mezclado con una ilustración que quita el hipo junto a unas líneas básicas de lenguaje para poder enseñar ciencia a la abuela de cualquiera. En definitiva, Principia se está coronando como uno de los proyectos de divulgación más mimados y mejor hechos del panorama. Pero no he venido (solo) a convenceros de que sigáis el proyecto. He venido a hablaros de su nueva locura.

Cuando la divulgación se hace en papel

Vivimos en la era digital. Las publicaciones en papel ya no son el único medio de transmisión de conocimientos. Pero no nos equivoquemos. Eso no quiere decir que el formato de toda la vida esté acabado. Aunque la lucha de los medios por cruzar o no la brecha digital sigue siendo muy encarnizada, unos pocos visionarios siguen dándose cuenta de que a las revistas les sigue quedando una larga vida. Eso ha pasado con Principia, que ha decidido trasladar parte de sus contenidos a una publicación de 96 páginas ilustradas a todo color y con una calidad soberbia. Cómo la industria de la divulgación científica todavía peca de rácana y poco reconocida, me temo, Una publicación de 96 páginas ilustrada con una calidad increíblela decisión de ejecutar esta idea pasa por el crowdfunding.

Esto quiere decir que son los usuarios los que sufragan la revista antes de su publicación con donaciones voluntarias (y que les garantizan un número de la misma y diversas recompensas). No es la primera que lo hace (ya lo consiguió Naukas con varios números); y es que el crowdfunding está surgiendo como un modelo de negocio muy interesante en el cual se mezcla la “gamificación” con la compra de artículos de colección y productos a la carta. Pero ya hablaremos de eso otro día. Principia, por su parte, ha decidido usar la plataforma Verkami, y todavía a 24 días de cerrar el periodo ya ha completado el dinero básico para la primera tirada. Un exitazo. Las siguientes suscripciones irán para pagar los sueldos de los profesionales detrás de los artículos.

5 razones para suscribirse a Principia

¿Cómo ha alcanzado tan rápidamente su objetivo? Os preguntaréis. Por muy diversas y justificadas razones. Para mi, sin embargo, existen cinco que hacen del número 0 de Principia un must. Pero que conste de antemano ¡que no son las únicas!

1 – Las ilustraciones

principia

Voy a ser sincero. La primera razón que me vino a la cabeza para solicitar mi número 0 de Principia fueron las imágenes. Si las ilustraciones del magazine digital son geniales, las de la revista reúnen a un elenco de ilustradores e ilustradoras top. El acabado es espectacular. Una preciosidad. Una maravilla. Una obra de arte. Y arte + ciencia = resultado delicioso. Además, cuenta con un par de famosetes ilustradores de comic científico cuya participación en la revista merece atención especial. Principia será una revista en papel para deleitarse mientras leemos la mejor divulgación científica. Una belleza científica que tiene que estar en mi estantería para poder cogerla y acariciarla cuando me venga en gana. He dicho.

2 – Los Autores

Pero qué puedo decir de los autores que no se diga por sí solo. Entre ellos se encuentran, literalmente, algunos de los divulgadores más importantes de la historia de España. Gente cuyas palabras consigue convertir la ciencia en algo sencillo, agradable y adictivo. Y los hay de todos los palos y temáticas. Para que nadie se quede atrás. Periodistas, historiadores, químicos, biólogos… de todos los colores y sabores. Una mezcla elegida con mucho gusto y con una calidad extrema.

3 – El coleccionismo

Divulgación

Soy un friki. Lo admito. Y una de las cosas que más satisfacción me produce es mirar hacia mi estantería y ver una gran selección de libros y revistas de carácter científico. Y si son de divulgación, aún más. Como a todo buen coleccionista, me gusta tener cosas únicas e irrepetibles. Y con toda seguridad que el número 0 de Principia lo será. Puede que la estirpe de la revista se alargue hasta cubrir el mundo. Pero números 0 habrá solo unos pocos. Y yo tendré el mío, guardado como oro en paño y para la posteridad (y para que me lo firmen sus autores, por supuesto)

4 – La necesidad de profesionalizar

Mi querido amigo Dani siempre recuerda una frase que le dije hace tiempo: “quiero dedicarme a la divulgación científica profesionalmente”. Pues bien, sé de buena tinta que los máximos responsables de Principia quieren brindar la oportunidad de profesionalizar a sus autores. Esto es, pagarles un sueldo digno, crear un nicho de trabajo y generar una labor bien remunerada de y alta calidad. ¿Por qué? Por que hacen falta profesionalesque realicen un trabajo de divulgación educativo y lúdico capaz de llegar a todas partes. Convertir la divulgación científica en una profesión a tiempo completo es una necesidad, no solo para los divulgadores, sino para toda la sociedad. El dinero que aportemos en la suscripción de principia irá a parar a esta digna finalidad.

5 – El apoyo a la divulgación

Principia

Siguiendo el hilo de lo anterior, suscribirse al número 0 de Principia es una declaración de intenciones. La divulgación científica está en auge pero todavía, a día de hoy, sigue siendo despreciada o ignorada en círculos institucionales. Cualquier iniciativa divulgativa de calidad ha de ser apoyada y promovida por los que estamos interesados o nos dedicamos a la divulgación. Hasta que su presencia en la sociedad no se normalice, cualquier esfuerzo es poco. Y es que la gente necesita de la divulgación científica para crear un mundo más sano, más razonable, más feliz y juicioso. Por ello, las iniciativas como Principia y su número 0 en papel son una demostración de hasta dónde podemos llegar para crear una obra de arte original, distinta, con la que demostrarle al mundo la necesidad de un pensamiento más maduro y educado en el ámbito científico. Una mentalidad que promueve la curiosidad y las ganas de vivir; de conocer. De descubrir los secretos de nuestro universo. Principia es todo eso y mucho más. ¿Necesitas otra razón para suscribirte?

Puedes apoyar a Principia en verkami <

Deja tu comentario!