Ley y Cerebro

       El hombre permanece sentado junto a la defensa, mira hacia abajo, ausente, absorto en sus pensamientos. Pareciera que no presta atención.

De momento, el fiscal, tras una pausa y el revoloteo de unos papeles, saca unas transparencias y se acerca a un proyector previamente dispuesto en la sala.

-Solicito que el jurado tome este escáner IRMf del acusado como prueba. En él se demuestra que su declaración de los hechos, según los análisis realizados por varios neurólogos y neurocientíficos, posee muchas irregularidades…-

Sigue leyendo