postear

Trucos y nociones básicas para publicar en un blog

La intención de este artículo no es enseñarte cómo publicar o utilizar el CMS. Para eso hay excelentes manuales y documentación en la página de WordPress (además de que te lo indicará el CMS con sencillos tutoriales). Lo que sí que quiero es darte algunos consejos que te ayuden con tus publicaciones.

Los he sacado del tiempo que llevo escribiendo. He tenido la suerte de trabajar con algunas y algunos de los mejores redactores de blogs en castellano. Los he reunido en el manual de estilo de Scenio, de donde los vuelvo a sacar para adaptarlos y actualizarlos. Como no tiene sentido repetir el mismo trabajo, me he tomado la libertad de reproducir parte del contenido.

También os enlazo el manual original de Scenio, editado por Carlos Pazos (que lo dejó precioso), por si queréis echarle un ojo. Os será igualmente útil. Lo que quiero con estos textos es que aprendas a potenciar al máximo tus publicaciones. Espero que le saquéis mucho provecho.

La intención de este artículo no es enseñarte cómo publicar o utilizar el CMS. Para eso hay excelentes manuales y documentación en la página de WordPress (además de que te lo indicará el CMS con sencillos tutoriales). Lo que sí que quiero es darte algunos consejos que te ayuden con tus publicaciones.

Los he sacado del tiempo que llevo escribiendo. He tenido la suerte de trabajar con algunas y algunos de los mejores redactores de blogs en castellano. Los he reunido en el manual de estilo de Scenio, de donde los vuelvo a sacar para adaptarlos y actualizarlos. Como no tiene sentido repetir el mismo trabajo, me he tomado la libertad de reproducir parte del contenido.

También os enlazo el manual original de Scenio, editado por Carlos Pazos (que lo dejó precioso), por si queréis echarle un ojo. Os será igualmente útil. Lo que quiero con estos textos es que aprendas a potenciar al máximo tus publicaciones. Espero que le saquéis mucho provecho.

Lo básico que necesitas para publicar un 'post'

Cada maestrillo tiene su librillo, dicen en mi pueblo. Lo cierto es que puedes hacer lo que te venga en gana. Pero hay ciertos valores básicosque conviene tener en cuenta a la hora de publicar. Empecemos por el principio.

'Posts'

  • Todos los post han de contener algo de texto. Este se sitúa justo antes de cualquier otro contenido (imagen, audio o vídeo)
  • Es conveniente que el texto sea como mínimo una pequeña entradilla de al menos dos o tres líneas.
  • Es muy conveniente poner imágenes. Esto sirve para que lo valoren mejor los buscadores y ayuda a aumentar el impacto en redes.
  • Todas las imágenes deben ser de cierta calidad y tener buena resolución.

Títulos

  • Los títulos de los posts nunca se escriben enteros en mayúsculas (a no ser que obedezcan a una razón concreta).
  • Han de ser justos: ni demasiado cortos ni demasiado largos. Y si puede ser, que busquen atraer la atención.
  • Piensa en un tuit. Muchas veces ese es el camino de un buen título.

Nociones básicas de estilo para divulgar

divulgación científica

De nuevo, redacté este texto en base a mi experiencia y pensando en los colaboradores de Scenio. Sin embargo, creo que reúne bastantes de las nociones básicas que todo escrito de Internet debería tener en cuenta. Para elaborarlo me fijé, a su vez, en otros manuales de estilo con los que he ido trabajando a lo largo del tiempo. Podéis encontrar varios manuales de estilo en esta misma página (aquí enlazados).

+Para leer:  La hiperactina: "A la gente, la ciencia le tiene que parecer divertida, amena y atractiva"

Pero volviendo al tema, reproduzco aquí parte del texto que encontraréis en la web de Scenio. He quitado las partes que no tenían interés, dejando lo básico. Por otro lado, habrá muchas cosas que estén desfasadas. Habrá que ir actualizando esta información.

Cuidado con el lenguaje

Aunque existen diversos niveles de divulgación, y cada cual tiene su estilo, es conveniente evitar las frases complicadas y rebuscadas. Es mejor no usar demasiadas subordinadas (como sería, por ejemplo, está subordinada) ni voces en pasiva. Las palabras complejas y tecnicismos son una herramienta, no una manera de demostrar cuánto sabemos. Menos es más.

¿Cómo maqueto y decoro?

Maquetar es hacer una "maqueta" de lo que se va a publicar. Es decir, diseñar la "imagen" del texto. Es muy sencillo resaltar un texto con las herramientas disponibles en blogs y RRSS. Utilizar estos elementos adecuadamente ayuda a aumentar la atención y dirigir al lector hacia el mensaje.

Las negritas

Las negritas son uno de los sistemas más efectivos y sencillos de resaltar una idea. Además, sirven para que un texto no se vea demasiado aburrido. En otras ocasiones capturan por completo la atención de los lectores, que se saltan casi todo el resto. Pero cuidado, abusar de las negritas hace que pierdan sus propiedades:

  1. Úsalas de forma escueta. Trata de que no haya más de una pequeña frase por párrafo
  2. Trata de resaltar ideas, mejor que frases completas
  3. Otro truco es emplearlas para ir haciendo saltar la atención del lector de idea en idea en un párrafo largo

Las cursivas

  1. Las cursivas se emplean en referencias específicas de publicacionesvoces foráneas y secciones dentro de un texto. También pueden emplearse a la hora de resaltar algo en un texto ya de por sí resaltado.
  2. Se usan para marcar el nombre de una publicación: por ejemplo, en La trepidante publicación de artistas científicos magazine. También se puede usar el entrecomillado. Esto depende del estilo que quieras seguir.
  3. En el caso de que el texto ya esté en cursiva, se puede devolver a su estado de letra redonda, aunque lo adecuado es usar comillas simples.
  4. Se usan para marcar los anglicismos, latinajos y cualquier otra voz foránea que pongamos.
  5. También pueden utilizarse para hacer referencia a una sección interna dentro de un texto, como podría ser esta misma sobre Cursivas u otra cualquiera.
  6. Si un texto está en negrita, podemos usar la cursiva para resaltar algo ya de por sí resaltado. También podemos utilizar la técnica inversa, devolviéndolo a su estado sin negritas o, incluso, poniéndolo en cursiva en tal caso.
  7. Otra ocasión en la que se puede usar la cursiva es en el caso de los tecnicismos y palabras o nombres concretos de cosas. Esto no hace referencia a los nombres propios, aunque también podría usarse a discreción.

Algunos consejos más a la hora de escribir

periodismo científico

Deberías de familiarizarte un pelín con la palabra SEO. A estas alturas hay quien dice que el "SEO está muerto". Puede que sea verdad, pero, en cualquier caso, tener unas normas de referencia, y una atención especial a los contenidos y su forma te será positivo siempre.

+Para leer:  Francesc Gascó: "El medio audiovisual prácticamente no tiene límites en cuanto a las formas de comunicar"

Pero volviendo al tema, procura que el estilo sea SEO Friendly, es decir, que utilice keywordstags y enlaces. Este apartado tiene su propia sección que verás más abajo. Presta especial atención a:

  1. Las faltas, las incoherencia y los fallos narrativos no tienen excusa y encima son penalizados por los buscadores. ¡Cuidado al escribir!
  2. Los títulos y/o ladillos no tienen por qué cumplir con las normas de negritas y cursivas. Es más, es conveniente que no lo hagan para conservar una misma estética a la hora de maquetar. Aunque puedes hacer lo que te venga en gana. Si no quieres usar cursivas, siempre puedes emplear las comillas simples, como 'aquí' o comillas dobles "si es una cita textual".
  3. Es bastante conveniente que repases tus faltas de ortografía. Y hasta te aconsejo que revises algún manual. ¿Sabes si después de los dos puntos va una mayúscula? ¿Cómo funcionan los hiatos? ¿Entiendes la diferencia entre por qué, por que, porque y porqué? ¿Y entre más y mas? ¿Número o numero? Cuándo, cómo, dónde? ¿Por qué sólo ya no está correctamente escrito? La lengua castellana es maravillosa… mente compleja. Si tienes dudas, consulta con un editor o con un manual de lengua castellana. Hasta Cervantes cometía fallos.

¿Cómo funciona el SEO?

Wikipedia define el SEO, o posicionamiento en buscadores, como el proceso técnico mediante el cual se realizan cambios en la estructura e información de una página web, con el objetivo de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores.

Bien, pues seguramente esto era cierto. Pero actualmente hay una falta tremenda de fe en este sistema. Como decía antes, hay quien piensa que el SEO ha muerto. En realidad jamás se han conocido del todo las reglas que usan los buscadores, pues sus creadores se guardan gran parte de la información.

Si alguien te dice que es un experto en SEO, probablemente no sabe lo que dice. Los algoritmos evolucionan prácticamente cada día. Sinceramente, la información que voy a compartir contigo la aprendí hace ya mucho tiempo. Puede que mucha de ella esté desfasada, así que he cogido lo que sé que no funciona y he dejado solo lo que creo que puede resultarte útil. Yo la sigo usando, y no me va mal.

Como te decía, cuidar el SEO no solo nos servirá para posicionar mejor nuestros textos en las búsquedas (si es que funciona), sino que, además, nos dará cierta disciplina a la hora de escribir. Esto nos permite cuidar elementos intrínsecos de los hipertextos, o textos de Internet, sacándole mucho más jugo a sus elementos.

La importancia de la entradilla, los textos y las 'Keywords'

Se supone que es necesario que el artículo tenga un texto mínimo correspondiente a un párrafo de resumen, como mínimo. Esto ayuda a que los buscadores encuentre y relacionen la información. Para eso tenemos la entradilla.

En ella debe ir, siempre que sea posible, entre uno y tres términos que relacionen el texto con el tema del que estamos hablando. Estos términos son conocidos como keywords. Por ejemplo: si es un vídeo sobre la electricidad, la palabra electricidad, corriente eléctrica, etc. En el caso de que empleemos varias, es muy conveniente elegir una principal en la que centrarnos, lo que nos facilitará las cosas.

+Para leer:  Comienza la "Serie YouTubers" en "las caras de la divulgación científica"
  • El texto completo del artículo ha de contar con entre un 1% o un 2% de Keywords entre sus palabras. Eso quiere decir que si el texto tiene 100 palabras, al menos una debe ser una keyword.
  • Es conveniente repartir dichas keywords a lo largo de todo el texto, de manera que aparezcan, si es posible, una vez por párrafo
  • No debemos excedernos con el número de keywords. Superar un 15% del contenido total puede ser perjudicial. No obstante, es peor no llegar que pasarse
  • Las keywords también pueden estar formadas por más de una palabra o, incluso, por una pequeña expresión. Por ejemplo, guerra de las corrientes

Sobre los enlaces

Los enlaces son la principal característica de una web, mucho más que los elementos visuales, que también tienen su importancia. Sin los enlaces, un hipertexto carece de sentido. Así que enlaza siempre que puedas, y quieras, a contenido de interés. Esto permite que la gente pueda seguir explorando.

  • Es conveniente enlazar, si puede ser, las keywords. Si estos enlaces están en el primer párrafo, y lo antes posible, mejor. Si podemos enlazarla de nuevo más adelante, perfecto.

Cómo usar imágenes

Sabemos que los buscadores también buscan entre las imágenes, y bonifican la aparición de los recursos multimedia en una página.

  • Las imágenes deben ir con un atributo alt en el que se incluyan las keywords o una frase relacionada con el tema.
  • Dicho atributo se define en HTML. Pero para no liarte, solo necesitas saber que las imágenes que subes a WordPress tienen una casilla que pone “Texto alternativo” o similar. Ahí es donde debe ir la keyword.
  • Usar varias imágenes y añadirles las keywords funciona mejor.
  • Si las imágenes tienen un título legible, que tenga que ver con el contenido, también funciona mejor. Es decir, es preferible algo como “Fotobobinatesla” a “DSC344555”.

Y ahora, ¡a escribir!

Con esto ya tienes todo lo básico para comenzar a publicar. Probablemente el siguiente punto sea "cómo escribir lo que quieres". Bueno, en primer lugar, busca un tema. Aquí te dejo un artículo que te ayudará a encontrar temas sobre los que escribir. En segundo: ¡Escribe! Déjate de pamplinas y empieza.

No tengas miedo. ¿Te cuento un secreto? A todas y todos nos pasa. Nos da pereza ponernos delante de la hoja en blanco. No aparecen ni las ganas ni el momento para comenzar a escribir, ¿verdad? Bueno, pues eso se soluciona sentádonse y comenzando. ¿De qué quieres hablar? ¿Es de las células madre? ¿O es del último libro que has leído? No importa, comienza a escribir, aunque escribas una tontería.

Ya le darás forma y arreglarás lo que haga falta. Pero eso solo podrás hacerlo si tienes material con el que trabajar. Así que, ¡adelante!

¿DE DÓNDE SACO UN TEMA?

Muchas veces me preguntan: “¿De verdad tienes temas para escribir todos los días?”.  Y lo cierto es que sí.

Si aún tienes dudas...

Por favor, no te cortes, consúltame lo que necesites. Si puedes, indica el tema de la consulta. Prometo responderte lo antes posible.

[recaptcha]



Licencia de Creative Commons

Esta publicación, obra de Santiago Campillo Brocal, está bajo una licencia Creative Commons BY-NC 3.0 Española. Theme: Tonal, para WordPress, modificado por Scruzcampillo para Caramelosblog.es
Scroll Up